23 de febrero de 2018

Corazón de fondant (Mamen Gómez)

Título: Corazón de fondant
Autor: Mamen Gómez
Número de páginas: 350
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: La Vocal de Lis
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2016

Los corazones de fondant nos reconocemos entre nosotros. Somos sensibles y emocionales. Lloramos con facilidad y hablamos rápido. Comemos helado a cucharadas. Nos montamos películas. Nos gusta la Nocilla, el vino blanco, Bridget, Carrie y Meredith, y los programas de reformas o vestidos de novia. Escuchamos música francesa aunque no la entendamos. Dormimos poco porque no nos hace falta permanecer con los ojos cerrados para soñar. Llegamos tarde a casi todo menos a nuestras ilusiones. Y debemos llevar mucho cuidado si nos enamoramos, porque sentimos tan fuerte que podemos rompernos. Marta es uno de ellos, perdón, quería decir que es uno de nosotros. Si aún no la conoces, te diré que es bajita, morena y rara. Mira a través de las ventanas como si buscara un tesoro y odia los guisantes y los deportes en el telediario. Y aunque le dijeron que era mejor que no lo hiciera, al final, como siempre pasa cuando alguien te rompe los esquemas... se enamoró.



Muchísimas gracias a la autora, Mamen Gómez, y a la editorial La Vocal de Lis por el envío del ejemplar. Había oído muy buenas críticas del título y me hizo mucha ilusión saber que me iban a enviar uno para reseñar. Pocos días después de recibirlo, empecé una lectura conjunta del libro y lo disfrutamos más de lo que imaginábamos.

Si observamos la portada, podemos deducir que estamos ante un libro dulce, sencillo y cuidado hasta el último detalle. La ilustración nos descubre a la protagonista, Marta, una chica soñadora con ganas de amar.
"Quizá me faltaba algo para vivir plenamente, pero lo que también sabía seguro es que me sobraba algo para ser feliz: el miedo a sufrir".
La historia comienza en una consulta de médico, donde comunica a la familia de Marta que ésta posee un corazón de fondant: un corazón igual que el resto, pero más sensible que el de los demás. Un corazón que deberá evitar conflictos que puedan hacerle daño, un corazón que nunca deberá enamorarse.

La novela está divida en capítulos muy cortos, donde encontraremos a una protagonista muy peculiar: evita los finales trágicos de las películas y de los libros, no escucha canciones románticas y siente que, tanto su familia como sus amigas, la protegen en exceso para que no sufra.

Cada capítulo está narrado en primera persona, por Marta, quien los escribe a modo de diario e irá explicando su día a día, como también vivencias importantes que siente que debe guardar en el pequeño cuaderno que le regaló una persona especial.

A medida que avanza la historia, Marta va creciendo y siente que es hora de tomar las riendas de su propia vida. Porque si no sientes la vida, terminas por perder grandes momentos que podrían cambiar el sentido de tus días.
"Escribe siempre que necesites que alguien te comprenda Marta, porque cuando lo escribas y lo leas llegarás a entender que mientras te comprendas a ti misma, da lo mismo que el resto del mundo crea que estás loca, o poco cuerda, o tal vez algo desequilibrada".
Como es de esperar, el personaje de Marta es el más desarrollado. Al ser un diario escrito por ella, la conocemos a la perfección. Vamos viendo cómo madura, como avanza y como decide que quiere vivir una vida como las demás personas, sin importar lo que pueda pasar.

Marta es una persona fuerte y valiente que está dispuesta a exprimir la vida al máximo, disfrutando de cada momento y de cada sensación. Y, sin darle importancia a su sensible corazón, termina enamorándose.

Me he sentido muy identificada con el personaje principal. Es una chica muy natural, sensible y tiene una personalidad fuera de lo común. Muestra sus sentimientos y sus opiniones sin temor, y eso provoca que sintamos empatía por ella en muchas situaciones.

También aparecen personajes secundarios, pero cada uno de ellos tendrá la importancia que Marta crea conveniente. Todos tienen algo en común: nos enseñan nuevas lecciones de la vida.  
"Y lloré cuando entendí que algunos trenes paran sólo una vez por estación. Sólo entonces supe que cuando el amor pasa de cerca, da igual que tengas prohibido enamorarte. A veces hay que saltarse las normas. A veces hay que jugarse la piel".
Me ha gustado conocer la historia de Marta y leer las páginas de su diario, porque he visto como una persona que vivía prácticamente en una burbuja, termina saliendo de su caparazón dispuesta a vivir.

Cada capítulo de su diario son reflexiones que le servirán en un futuro, y que le ayudarán cuando sienta que su corazón no soporta más dolor. Además, sus experiencias también nos servirán a nosotros, pues son tan cotidianas que podríamos vivirlas en cualquier momento.
"Hay gente que muere sin haber vivido... eso sí que es triste. Pero si has disfrutado, si has amado, si has bailado hasta desgastar las suelas, morir será sólo un triste papeleo y no un drama".
La pluma de la autora, Mamen, es fantástica. Se nota que el libro está escrito desde la sinceridad y el corazón, ha dejado una parte de ella en sus páginas y el resultado es precioso. Mamen ha logrado que todos nos sintamos un corazón de fondant y es muy difícil conseguir que, cada persona que ha leído este libro, se sienta Marta.

Es una novela que se lee muy rápido y que puedes disfrutar poco a poco. Cada relato es una nueva enseñanza, y está cuidado hasta el más mínimo detalle. Se nota el amor que Mamen le ha dedicado, dejando una historia que nos sorprenderá a todos.
"Yo creía que no sabía pintar porque nunca había pintado. Del mismo modo que hay gente que piensa que no sabe amar, porque nunca ha amado. Cualquier acto que se realiza con el corazón es total y absolutamente innato. Nunca digas que no sabes hacer algo que viene dentro de ti con cada gota de sangre que recorre tus venas. Eso lo he aprendido con los años".
Lo que más me ha gustado del libro ha sido el final, porque me ha dejado en shock. No me esperaba un final tan atípico y eso ha provocado que me enamore del libro. No quiero dar muchos detalles para evitar spoilers pero, sin duda, el final es una enseñanza a la que no estamos acostumbrados en este tipo de lecturas. 

Corazón de fondant es un libro que recomiendo a todas las personas que disfruten de los relatos de amor, que estén dispuestos a disfrutar de una lectura mágica y llena de sentimientos. 

16 de febrero de 2018

Mi otra vida (Narciso Martín H.)

Título: Mi otra vida
Autor: Narciso Martín H.
Número de páginas: 450
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Sargantana
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2017

¡Muchas gracias al autor Narciso Martín H. por el envío del ejemplar!

¿Cuántas veces has soñado con una segunda oportunidad? ¿Cuántas veces has deseado poder elegir dos caminos a la vez al llegar a una encrucijada vital?
El veterano escritor Martín Díaz viajará junto a su hijo Gabriel, recorriendo medio mundo, siguiendo la estela de un sueño recurrente, persiguiendo un sentimiento profundo que tiene nombre y apellidos. Descubre la apasionante y a la vez enternecedora historia de un hombre que jamás olvidó a su amor de juventud. Acompaña a Martín en este relato profundo y sincero en el que padre e hijo estrecharán lazos, aprenderán lecciones vitales, saborearán experiencias únicas y descubrirán de qué está hecha la verdadera esencia de la vida.

Martín Díaz es un exitoso escritor que sufre un ataque al corazón, el cual le mantiene en coma durante varias semanas. Tras sus espaldas tiene un gran recorrido en el mundo de la escritura, donde en todas sus novelas han predominado algo vital en su vida: el amor.

A pesar de haber estado con numerosas mujeres, no ha conseguido volver a enamorarse de la misma forma en que lo hizo una vez cuando era joven. Al despertar del coma al que estaba sumido, decide que es hora de reencontrarse con su gran amor, Olivia, con quien lleva más de 40 años sin mantener contacto. 

Martin emprenderá un viaje en barco con su hijo, Gabriel, quien ha permanecido a su lado desde que era pequeño. Durante su aventura, conoceremos la verdadera historia de Martin: miedos, inseguridad, felicidad, ambiciones y un sinfín de relatos que marcarán un antes y un después en la vida de su hijo.
"Curiosamente era la misma persona que después, lejos de esos mundos imaginarios, lejos del papel impreso, no había sido capaz de entregar su corazón a nadie"
Sentía mucha curiosidad por esta novela, la sinopsis me atrapó desde el principio. Soy una apasionada de las historias de amor y más si contienen dosis de drama, por lo que esta novela tenía los ingredientes para ser la novela perfecta. 

Me he decepcionado un poco con la historia. La empecé a leer con muchas ganas pero, a medida que iba leyendo, sentía que iba decayendo. Tenía mucha intriga por conocer la historia entre Martin y Olivia, que fueron los capítulos más interesantes. 

El autor ha intentado que conociéramos a Martin al completo, dentro y fuera de su relación con Olivia. Y es una cosa que me gusta, pero considero que lo ha hecho en exceso. Estamos embaucados por conocer todo sobre su relación de amor que, cuando se centra en historias que no tienen nada que ver con ellos, pierde el interés.
"Cuando compartes casi todo con una persona, estás compartiéndote a ti mismo, así que es muy probable que acabes compartiendo también tus fantasmas y tus defectos más vergonzosos, lo que puede destrozar una relación o afianzarla".
La historia está contada a través de flashbacks, el presente se mezcla constantemente con el pasado, por lo que podemos conocer con exactitud cómo fue la historia de amor de Martin y Olivia. Es lo que más me ha enganchado, mis ganas por conocer más sobre los dos enamorados eran inmensas. 

El autor ha hecho un gran trabajo con esta historia, me ha parecido preciosa aunque, en ocasiones, me ha parecido que Martin era demasiado duro con Olivia. Siento que ha sido con el personaje que menos he conectado porque, como he dicho, su actitud no terminaba de gustarme. 

"El miedo nos roba la vida, Gabriel. Nos arrebata los sueños y nos convierte en seres inertes, ensimismados en la costumbre y la cotidianidad. Me aferré tan fuerte a la idea de que lo que me sucedía era así por una razón, por el karma quizás, que no me atreví a hacer nada"
No sabía de la existencia del autor, lo conocí a través de esta colaboración y he de decir que ha sido un descubrimiento. Me ha gustado mucho su forma de expresarse y de describir los sentimientos, como también la forma en que entra en detalle con los paisajes y escenas. 

En cuanto a la forma de escribir de la novela, no estamos ante la narrativa a la que estamos acostumbrados. En ocasiones, se vuelve un poco complicada ya que nos encontramos ante una prosa poética, eso provoca que debamos leer con cuidado las palabras para captar toda su esencia. 

De todas formas, en ocasiones sentía que estaba leyendo un libro de filosofía. Llega un momento en que el personaje principal, Martín, entra en un bucle de reflexiones que se aleja de la trama de la novela. No quiero decir que esto sea negativo, pero me pareció que abusó de filosófico. 
"El amor siempre será vida, Gabriel. Es más, si encuentras a alguien con un corazón lleno de cicatrices y dispuesto a amar, por lo que más quieras, abrázale fuerte, eso sí es un alma valiente y con valía"
La novela está narrada por dos personajes: Gabriel y Martín. Somos conscientes de que estamos ante dos personajes diferentes en cada narración, y es un punto a favor porque el escritor ha construido a dos personajes muy desiguales. 

El personaje que llegamos a conocer al completo es Martín. La historia gira en torno a él todo el tiempo, ya que su hijo es quien decide escribir su historia con Olivia a través publicaciones en el blog de su padre. 

Gabriel siente una gran admiración por Martín, demasiada para mi gusto. Es como si encontrase una figura perfecta, alguien que lo sabe todo de la vida y que, incluso cuando se equivoca (en pocas ocasiones), analiza la situación hasta comprender el error que ha cometido. 

Un personaje que está muy presente durante la historia es Olivia, quien conocemos a la perfección a través de las historias que nos cuenta Martin sobre cuando eran unos jóvenes enamorados. A pesar de sólo conocer su versión joven, me ha parecido el personaje más entrañable de la novela.
"Resultó que todos esos detalles los fui echando de menos cuando no estaba con ella. Y eso, Gabriel... eso es el amor. Echar de menos los detalles más exasperantes e irritantes del otro, incluso más que sus innumerables virtudes"
Cuando Martín desvela un suceso que ha estado presente a lo largo de su vida, me descoloqué totalmente. Al principio me pareció muy surrealista y de una persona obsesiva, pero intenté ponerme en su posición y ver que estaba ante una historia de amor. Aunque no llegaba a encajarme del todo, sentí que sólo una persona realmente enamorada puede llegar a vivir aquella situación sin volverse loco. 

En cuanto al final, no era lo que esperaba. Y podría decir que está bien leer lo que no esperas, pero en mi caso siempre intento pensar lo contrario a la típica historia de amor. Aun así, fue muy duro y dramático. Me sentí un poco decepcionada al saber que, después de 400 páginas de viaje para reencontrarse con su gran amor, ocurriera el acontecimiento (no puedo hacer spoilers).
"Cada uno de nosotros, por muy descuidados, obsesivos, tímidos o previsibles que podamos ser, hay alguien que mire nuestros defectos y los adore. Cuando eso ocurre, hijo mío, no hay lugar al miedo ni a las dudas. Este es el momento de lanzarse sin mirar lo que hay abajo"
En conclusión, recomendaría “Mi otra vida” aquellas personas que no esperen estar pendiente de la historia de amor, si no que también quieran centrarse en otros aspectos de la vida que nos quiere enseñar el autor.